¿Qué es el Bruxismo?

Bruxismo es una enfermedad que se caracteriza por apretar los dientes excesivamente. Lo normal es contactar los dientes entre 4 a 10 minutos durante 24 hrs., pero una persona con bruxismo puede hacerlo 4 horas, preferentemente durante la noche.
 
................................................................................................................................
 
Bruxismo es el nombre que se le otorga a la enfermedad propia de nuestros tiempos y que se caracteriza por apretar los dientes excesivamente. Lo normal es contactar los dientes entre 4 a 10 minutos durante 24 hrs. Una persona con bruxismo puede hacerlo 4 horas, preferentemente durante la noche.
 
Un diente al contactar con su antagonista normalmente lo hace con una fuerza puntual de 10 a 35 Kg. por diente, pero alguien que sufre de bruxismo llega a usar 150 a 300 Kg. de carga puntual al tocar un diente con otro.
 
¿Cuáles son las causas?

El bruxismo tiene varias causas posibles, siendo las más comunes el stress y la ansiedad laboral o emocional. Otra causa es una disfunción, es decir, un mal funcionamiento en la articulación de la mandíbula derecha, de la izquierda o ambas. Esto puede deberse a una mala mordida o malos contactos entre dientes durante las excursiones mandibulares. También pueden influir malos hábitos como masticar "chicle",  masticar por un sólo lado, masticar lápices, uñas etc.

En cualquiera de los casos,  lo que ocurre –especialmente en la noche– es una gran actividad muscular tendiente a posicionar la articulación en una mejor posición, lo que se traduce en apretar y friccionar los dientes entre sí. A veces esta fricción genera bastante ruido, el que es percibido por quienes duermen en el mismo dormitorio.

¿Cuáles son las repercusiones que tiene?

A mediano y largo plazo, el daño en las articulaciones se hace mayor y los dientes y molares se van desgastando dramáticamente en forma irreversible. Puede haber sensibilidad frente a frío o el calor, fracturas dentarias, enfermedades en las encías, dolor en las zonas cercanas al oído, además de ruidos al abrir y/o cerrar la boca.

También puede haber dolor de cabeza, de  cuello o de columna vertebral. El 80% de los casos de dolor de cabeza mejoran a través del tratamiento del bruxismo.

 ¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento consiste básicamente en mejorar la mordida, ya sea con tratamiento de ortodoncia (frenillos) o desgastando selectivamente aquellas cúspides dentarias que hacen un mal contacto con los dientes antagonistas y que fuerzan la mandíbula a una mala posición al morder. También puede ser necesario desgastar aquellas cúspides que generan interferencias, es decir,  palancas nocivas para las articulaciones durante los movimientos mandibulares anteriores y laterales. Asimismo, puede necesitarse restablecer la altura de la mordida (dimensión vertical) en los casos más severos. Es importante también eliminar los malos hábitos. Y muy especialmente se debe manejar el stress, ya sea con actividades deportivas, yoga o alguna otra actividad recreativa.

Si sospechas tener bruxismo, debes visitar a tu dentista para que determine si es necesario que te vea un especialista (oclusionista), o quizás baste con confeccionar un plano de relajación para dormir. El plano de relajación permitiría que la mandíbula se mueva libremente al morder mientras duermes, relajando los músculos masticatorios y evitando el desgaste por roce de las piezas dentarias. El plano puede ser realizado por tu dentista aquí en la UC.

Dr. Cristián Valenzuela Larenas
¿Qué es el Bruxismo?